lunes, 10 de marzo de 2014

Colapso de una hoja en blanco.



Qué es esta hoja en blanco. Qué es una hoja en blanco sino el conjunto de todas las posibilidades, de todas las combinaciones y permutaciones de caligrafías, letras y palabras. Hay algo celestial, fascinante en una hoja en blanco. La hoja  en blanco es el inicio del tiempo, el Big Bang de la creatividad. Al mínimo rastro de tinta, mataste un millón de opciones, como un millón de espermatozoides perdidos en la masturbación. Como si hubieras desechado un fragmento del tiempo. Como, si por conseguir la gloria, la hubieras sacrificado. Hay algo de mágico en una página en blanco. Una página en blanco es el conjunto de todas las mentes sincronizadas. Es alucinante cómo el vacío puede estar más lleno que cualquier otra cosa. El vacío, por ser vacío, es todas las cosas en una interferencia constructiva y destructiva al tiempo. Una página en blanco es como el universo siendo fecundado en el vientre del tiempo y el espacio. Una hoja en blanco es la matriz, blanca y virginal, pero oscura, inescrutable y corrupta al tiempo, la matriz de todas las matrices, el producto de las matrices. LA MATRIZ.

Escribir sobre una matriz es desangrarla. El período ha llegado y ha matado toda la fecundidad. Los ovarios doloridos y las trompas bien atadas. La sangre periódica de palabras banales inunda la página, el blanco, inunda el tiempo, en una sopa de enanas rojas. El humano es esa sopa de enanas rojas que destruyó el vacío. El humano fue el que enturbió la hoja en blanco con su tinta. El humano mató la creatividad, creando. El humano colapsó la función de onda. Yo colapsé la función de onda. Y la probabilidad de que la tinta sea más perfecta que el vacío es nula. Interferencia constructiva de las ondas de nuestros cuerpos. Ahora es el momento de destruir nuestra podrida e infecunda fecundidad. Es el momento de borrar la tinta, de que la sangre vuelva a la matriz de Dios. Es el momento de volver al estado inicial, a la página en blanco, donde todo es posible, donde todo está ocurriendo. Destruyamos, limpiemos la sangre de nuestro asesinato, devolvamos los espermatozoides y los óvulos, vaciemos para llenar. Hay algo de divino en una hoja en blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada