lunes, 9 de abril de 2012

Esclavos voluntarios

Muchas veces se habla de las dictaduras de los países, pero siempre se olvida de unas dictaduras encubiertas, unas dictaduras a las que muchos se someten con gusto. Me refiero a las religiones, especialmente a la católica, que es la que tengo más cercana debido a la cultura en la que he nacido.  ¿Qué es el Papa sino un dictador adorado por millones de seguidores? Un hombre, que porque lo hayan dicho unos cuantos señores, es el representante de Dios en la Tierra (¿Y yo me tengo que creer eso?). Un hombre, nada más que un hombre aunque viva como un Dios, que quiere gobernar sobre los católicos y, lo que es aún peor, también sobre los que no lo son o los que pertenecen a otras religiones. Y no hay nada peor que dar las palabras de alguien por ciertas sin planteárselas, porque entonces te conviertes en una marioneta, en un esclavo voluntario sometido a su voluntad y a sus intereses. "Dios" te dio ese cerebro para pensar, no para que asientas y sigas a otro hombre como si fueras un autómata. Los autómatas son la enfermedad de la sociedad, lo que se necesita es gente que piense, que no se crea lo que le digan y punto, gente que cree, que invente, gente inconformista, no gente fácilmente controlable.
En cuanto a las tradiciones que se han venido celebrando estos días he de decir que ni las sigo ni las comprendo. Creer que por fastidiarte los hombros cargando una imagen o por flagelarse vas a conseguir la salvación o algo parecido me parece equiparable a la compra de los bulos que ponía a la venta la Iglesia en tiempos de Lutero, o peor, porque estamos en el siglo XXI.
Espero no haber ofendido a nadie con mi entrada, yo respeto las creencias de cada uno, todos tenemos el derecho de creer o no, pero me parece que la religión y sobre todo la Iglesia no están adaptadas a los tiempos que corren. Yo comprendería un culto personal e individual, en el que cada uno fuera libre de interpretar los textos sagrados y de aportar lo que quisiera, pero no puedo entender la rigidez de las religiones. No me explayo más, probablemente pronto escribiré alguna entrada más sobre las religiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada